Primer Mandamiento

No estará viviendo jamás de los jamases contigo dioses que supuestamente asemejen a la presencia de Dios; ya sea en beneficio o en contra de él.

Respaldos del mandamiento:

Traducción paso a paso

Segundo Mandamiento

Ni siquiera pensarás en hacer para ti: Escultura o ídolo porque conducen a la fornicación, inmundicia o avaricia, donde: los sentidos gobernaran a la razón, llevándolos a reglón seguido a adquirir: cuadros, imágenes, estampas o fotos de ellas; inclusive las pornográficas, que tan solo esto hará de contrapeso en vuestro cerebro a lo que realizan los ángeles del cielo; para proveerles de todo lo que necesitáis.

Por tanto, para no estar en contra de las cortes celestiales de los cielos que actúan en vuestro cerebro: sobre la tierra les eliminaras por completo a todos estos objectos que hacen de obstáculo entre Dios y vosotros, los eliminareis como si fueran trapos asquerosos, dibujándoles por completo; ya que si hacen escultura o cosas relacionadas con ellas; se interrumpirá las comunicaciones de vosotros con los cielos.

No está por demás recordar lo que profetizo el profeta Isaías respecto a esto diciendo: "Que cuando cualquier persona expulse como trapo asqueroso a todas estas inmundicias, entonces su sementera será abundante y pingüe, . . ."

Continuando con este mandamiento, también utilizaras esta comunicación con los cielos que no tiene ningún contrapeso; en la liberación de cualquier tormenta inclusive para ser liberado de cualquier vicio; ya que si te sujetas a los principios de Dios, entonces la Deidad les enviara lo que necesiten, para que lleguen a tierra firme.

Por tanto, de ninguna forma te inclinaras a estas cosas inmundas y jamás de los jamases les darás algún servicio; ya sea a favor tuyo o de ellas.

Porque, para reflejar de Jesús nuestro Dios su santidad y su poder, tienes que prepararse como una novia se prepara para recibir a su novio, preocupándose hasta de los más mínimos detales; teniendo presente que en todo lo que se emprenda previamente debe estar regulado todo; de tal manera que este limpio de toda iniquidad o locura.

Pero, esto no es solamente lo que conseguirán al proceder así una y otra vez cueste lo que cueste, sino que en el interior de sus hijos, nietos e inclusive vuestros enemigos nacerá un vivo deseo de ingresar de la misma forma que lo hiciste vosotros para encuartelarse en mis filas, aborreciendo la iniquidad y la locura;

Ya que dicha persona que este en mis filas se le reconocerá: porque habrá creado para que sus sentidos puedan trabajar en misericordia, bondad, justicia y no solo esto, sino que al poner sus sentidos como instrumento en el cual Dios puede trabajar por este medio pueda favorecer a miles, por amar y por guardan todos los mandamientos de Dios.

Tercer Mandamiento

No admitirás tú que cuando visite vuestras mentes Jesús nuestro Dios se encuentre con lo que es: vano, inútil, fatuo inclusive lo vanidoso, petulante, ostentoso o pedante; con la intención que Jesús estas costumbres desagradables las elimine de tu mente. y peor aún utilizaras tu mente para convertirte en eje o motor de estas prácticas abominables.

Porque, de ninguna manera será limpiada tu mente; de estas costumbres desagradables por Jesús cuando el los visite.

Por tanto, estas prácticas desagradables vosotros mismos se encargarán de limpiarlas de sus mentes; de tal manera que cuando Jesús les visite no se encuentre en su mente con estas costumbres desagradables; Así Jesus podrá contraer matrimonio con ustedes, y no solo esto lo realizarán para Jesús, sino que el tiempo que invertían en practicar estas costumbres desagradables: utilizaran para mejorar las relaciones entre esposa y esposo, entre padres e hijos y no solo con ellos sino con el quebrantado de corazón, esto te conducirá a reglón seguido, sin dar vuelta a tras a interrumpir las relaciones con aquellos proveedores o personas que los suministran cosas que los llevan a practicar: lo que es vano, inútil, fatuo inclusive lo vanidoso, petulante, ostentoso o pedante.

Respaldos del mandamiento:

Traducción paso a paso

Cuarto Mandamiento

Acuérdate de utilizar todos los sábados para señalar las pautas que tienes que seguir durante los otros seis días de la semana; de tal manera que, destruyas todas las practicas desagradables que están destruyendo tu vida y que te impiden estar en armonía con Jesús, para que él te bendiga en todo lo que emprendas.

Y así los sábados les haya servido para santificarse y no solo esto, sino que hayan sido seleccionados como piedras preciosísimas para ser utilizado en reino de los cielos.




Cumpliéndose en vosotros lo que está escrito en las Santas Escrituras: "que el fulgor del reino de los cielos es semejante como una piedra preciosísima, como una piedra de jaspe, diáfana como el cristal."

Donde: La piedra de jaspe: es una piedra preciosísima, sumamente delicada y muy rodada, que se encuentra generalmente al final de las corrientes marinas. Esta piedra de Jaspe puede tener la característica de una piedra diáfana como el cristal; cuando se le somete a grandes temperaturas y presiones para quitarle las impurezas. Es decir, que tiene la cualidad de dejar pasar la luz en su totalidad.

Por tanto, los otros seis días de la semana pondrás en ejecución lo que planificaste el sábado; de tal manera que todo tu culto que hiciste haya servido: Para que tu mente rechace todo lo malo y aprendas a vivir lo que es bueno; de tal manera que llegues a estar en armonía con Jesús.



Debido que los días séptimos de la semana que son sábado, que sirven para que te hayas vuelto a reencontrar con Jesús nuestro Dios, en ellos, se sacarán las sandalias de los pies; tal como un día lo hizo Moisés cuando estaba en la presencia de Jesús y no solo esto, sino que se vestirán con las vestiduras de Jesús. Por lo que, no habrás hecho en ellos algún trabajo que te lleve a generar ganancias de dinero y no solo esto, sino que no harán compras que te conlleven a generar ganancias. No está por demás decir, que tampoco utilizaras el sábado para que nuestro cuerpo o nuestra mente practique algo que nos desconcentre de los objetivos del sábado.

Esto que tienen y no tienes que hacer vosotros los sábados, también se aplica para sus hijos , e hijas, sus trabajadores o sus siervos.

Resultando de todo esto; que a la luz de la verdad ustedes mismos se hayan llamado la atención, para que cuando haya pasado el sábado a la sazón de lo que aprendiste , lo más pronto posible ustedes mismos tomen un nuevo rumbo en su casa o en su trabajo de lo que les impide que su mente sea el reino de Jesús, dando fe de ello, en cada una de sus puestas; para que su mente esté atento a las órdenes de Jesús.


No está por demás contestar la siguiente pregunta del millón, ¿Por qué el sábado debemos santificarnos de tal manera que lleguemos hacer el reino de Jesús? La razón es que seis días ha creado Jesús para que cuidemos los cielos; utilizando nuestra mente a órdenes de Jesús y no solo al cielo, sino también cuidemos a la tierra, a los mares y a tolo lo que hay en ellos.




Por cuanto Jesús ha puesto a nuestro servicio el universo para que a sus órdenes lo cuidemos; esto requiere que exista además de los seis días: un día séptimo, que sea utilizado como estrado de la justicia; de tal manera, que en ese día aprendas: hacer uso de lo tierno, afectuoso, amoroso, apacible, sobrio, sabio, y callado que es Jesús.

De tal manera que las veinte y cuatro horas del sábado al utilizarles así los sábados, nosotros podamos estar capacitados para poner orden nuestra casa, trabajo y nuestra mente para ser jueces en el universo.

Quinto Mandamiento

En cuanto a sus padres les honrarás y considerarás cuando lo necesiten en vida; para que: tanto hijos como padres con Jesús como capitán puedan ordenar sus vidas de principio a fin. Es decir: no solo les considerarás a tus padres cuando están bien, sino en los peores momentos de su vida.

Pues será motivo para que Jesús nuestro Dios: te consienta, tolere, y te asista en las cosas que necesites, o te maltrate como lo hiciste con tus padres.

Respaldos del mandamiento:

Traducción paso a paso

Sexto Mandamiento

Ninguna cosa harás para cometer un asesinato a una persona buena o mala; porque su espíritu no muere.

A una persona buena no la matarás; porque Jesús y los que le siguen por donde quiera que vaya: terminarán la obra que dejo inconclusa,

Téngase presente lo que se escribió el en el Apocalipsis que dice: "Bienaventurados de aquí en adelante los que mueren en el Señor, . . . porque sus obras con ellos siguen."

Jesús a este respecto también dijo: "no temáis a los que matan el cuerpo, más su vida no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir su vida y el cuerpo en el infierno."

Respaldos del mandamiento:

Traducción paso a paso

Séptimo Mandamiento

No practicarás relaciones sexuales fuera del matrimonio; ya que a pesar de que tu cuerpo experimentará fuertes emociones; esto te llevará a que cambie tu vida de rumbo causándote:

En el mejor de los casos pérdidas económicas, daños en tu cuerpo, un embarazo inesperado o inclusive la muerte, esto es debido a que los sentidos estarán gobernando a la razón.

Sino que, las relaciones sexuales que tendrás será entre esposos; como el fruto de cultivar: el amor, la ternura, el cariño entre otras, asolas los dos.

Respaldos del mandamiento:

Traducción paso a paso

Octavo Mandamiento

No robarás; sino que si alguna vez lo haces devolverás lo robado para no ser destruido.

Porque si conservas lo robado hasta que mueras; estará a la suerte de Dios y como Dios aborrece lo robado dejará de ser.

Téngase presente que el profeta Amós, respecto a este mandamiento vio en visión: Que todos los que falsean la balanza, los que explotan al pobre o arruinan a otras personas; para aumentar sus riquezas, su postrimería será como día amargo; ya que lo de ellos crecerá, pero a su tiempo dejará de ser, y como Jesús jamás se olvidará cuál era el proceder de estas personas; cuando Dios les corte nunca más resucitarán.

Respaldos del mandamiento:

Traducción paso a paso

Noveno Mandamiento

No utilizarás ninguno de tus sentidos para que tu cerebro entre en dialogo: con lo malo, lo perverso, el egoísmo , lo morboso o peor con lo vil; ya que sin darte cuenta comenzaras a arar, labrar y poner en estado de marcha lo equivocado acompañándole de lo deshonesto, hipocresía o mentira.

Ten presente si ingresas a tu cerebro conductas inapropiadas, tu cerebro estará listo para que las puedas utilizarlas de la mejor manera posible; porque una de las labores del cerebro es: unir las neuronas para ser aplicadas por los sentidos cuando ellas lo requieran.

Además, considera que si cualquiera de estas conductas inapropiadas, las atesoras en tu mente esto te llevará a tener consecuencias desastrosas; ya que el Apóstol Juan vio en visión: "que todos los mentirosos, los cobardes, los homicidas, los fornicarios, los hechiceros, los incrédulos, los que hacen abominación, los que hacen esculturas o las veneran quedarán fuera del reino de los cielos y participarán de la segunda muerte"




Respaldos del mandamiento:

Traducción paso a paso

Décimo Mandamiento

Ni siquiera desearás dar albergue en tu casa para que utilice Satanás o sus colaboradores, porque ellos pondrán dentro de ti lo malo, perverso, vil o erróneo; ya que esto es el equipaje que Satanás siempre trae y utilizan los que a él le han dado albergue.

Ten también presente el no tomar esposa o amiga íntima que te puedan encaminar a lo malo, perverso, vil o erróneo; ya que ellas obran y dan visto bueno para que tú des visto bueno a sus ídolos y vicios para que al practicar todo lo de ellas te arrastra a lo malo, perverso, vil o erróneo.

Respaldos del mandamiento:

Traducción paso a paso